No importa si una funda es de tela o de cuero. Normalmente todas las fundas vienen con alguna arruga cuando son enviadas y desempaquetadas. Esto es debido principalmente al embalaje. Si fuera por nosotros entregaríamos nuestras fundas en una urna de cristal, pero por desgracia esto no es posible y ninguna empresa de mensajería nos lo ha permitido... Por ahora... ;)

De todos modos, una vez que has desempaquetado e instalado tu funda las arrugas comenzaran a desaparecer. Verás que tras 2 o 3 semanas las arrugas serán cada vez más débiles y, poco a poco, se estirarán completamente.

Si quieres o necesitas acelerar este proceso puedes realizar las siguientes acciones dependiendo de las herramientas que tengas a mano:

Plancha: calienta tu plancha a un nivel medio y coloca una tela entre la plancha y la funda del sofá. de esta forma puedes planchar tu funda sin dañarla. Existen determinadas telas que si puedes planchar directamente. Tienes toda la información en nuestra web. Mientas que muchas telas naturales aceptan que se planche directamente sobre ellas. asegúrate de que NO PLANCHAS directamente sobre tejidos sintéticos o de cuero.

Máquina de vapor de mano: también puedes utilizar una máquina de planchado a vapor. Utilizándola adecuadamente sobre las zonas de la funda que presentan arrugas. ¡Las arrugas de tu funda desaparecerán! Si vas a utilizar una plancha moderna con opción de vapor, asegure de que la utilizas en la parte trasera de la funda.

Para almacenar tus fundas asegúrate de utilizar bolsas o elementos de embalaje que permitan que tu funda "respire". Por ejemplo, las bolsas de plástico cerradas pueden hacer que la funda se ablande y aparezca moho (las telas de tejidos naturales y el cuero son las más vulnerables).